Desayuno Club CIO Noviembre 2010

Pamela Cuzmar lideró el proceso de modernización del este servicio público. Esta experiencia la compartió con los gerentes de informática de las empresas más grandes de nuestro país, quienes conocieron la evolución experimentada, los logros obtenidos y la fórmula de desarrollo del proceso aplicada durante una década de cambio en la Tesorería General de la República

Una nueva plataforma tecnológica, con arquitectura moderna y que funcionara las 24 horas del día. Además, la automatización de los procesos, la integración de datos y la interoperabilidad, fueron parte de los resultados alcanzados en el periodo de modernización de la Tesorería General de la República. La institución del estado desde el año 2000 se sometió a un proceso de reestructuración completa, obteniendo excelentes resultados, tal como lo explicó Pamela Cuzmar, Tesorera General de la República, en el séptimo desayuno del Club CIO.

En el encuentro, realizado el 3 de noviembre, la autoridad encargada del éxito de esta modernización mostró a los integrantes de la comunidad CIO las acciones tomadas para entregar un servicio moderno y actualizado.

Este proceso de cambio se realizó en dos etapas. La primera abordó desde el año 2000 al 2006, época en donde se logró dotar a la institución de una plataforma tecnológica sólida, que dejó atrás el sistema manual e inició una nueva fase más rápida y eficaz, permitiendo ahorrar tiempo en los procesos. Este ciclo se acompañó de una gran campaña para incorporación de los funcionarios públicos, de manera que no sólo aprendieran a utilizar las nuevas herramientas, sino que también sintieran la importancia del nuevo rol que estaban cumpliendo.

La segunda etapa fue más allá, se buscó entregar un servicio de excelencia. Esta mejora en la calidad fue acompañada en todo momento de la tecnología, ya que se lograron grandes avances en la simplificación de los procesos de los contribuyentes, como por ejemplo, se obtuvo que más del 70% de la recaudación de realice a través de internet. Asimismo, se redujo el pago de 30 días a sólo 3.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *